Historia de la casa:
La casa del museo se encuentra en el corazón del centro histórico de la ciudad de Sucre: está en la plaza principal de la ciudad exactamente enfrente al inmueble del Cabildo. Es por ello que desde sus orígenes esta casa fue habitada por las personalidades más influyentes de la sociedad boliviana.
Uno de los propietarios notables de la casa fue don Aniceto Arce (expresidente de Bolivia, industrial minero), que la habitó entre 1870 y 1909; él ordenó al arquitecto Antonio Camponovo rediseñar y reconstruir la casa con un estilo neoclásico, estilo que se conserva aún hoy en día.
Don Aniceto Arce vendió la casa a los príncipes de la Glorieta, en el año 1909. Al fallecer los príncipes, la casa pasó a sus herederos, entre quienes se conservó durante 100 años. En el año 2006, la casa fue comprada por la familia Morales Torricos, con la finalidad de instalar en ella el museo.